logo

Copyright Todos los derechos reservados 2017
 

a mitad de la nada

by. Brand Silva

a mitad de la nada

Me uní a mi cuerpo en un principio, me reconocí en él cuando tenía 15.
Me uní a mi mente en un principio, trate de entenderla a los 22.
Las noches en mi sofá parecen siempre las mismas,
la ventana está empañada por la humedad de las noches.
El frío relaja mi mente, el edificio de enfrente me recuerda a mi en todas mis etapas,
después de niño es lo único que me sigue pareciendo enorme.


Extrañar me parece irreversible.
Me perturba pensar en extrañarme, me da miedo dejar de soñar,
me da miedo perder mi esencia y poco a poco de construirme.

¿Quien soy? es una pregunta que cambia todos los días.

El árbol que crece en el jardín del abuelo.
Tiene ese tronco oloroso a eucalipto
Le arranco una hoja, y trepó por una de sus ramas.
Mientras froto la hoja con mis pequeñas manos me siento y las huelo,
el olor entra potente por la nariz hasta mi cerebro, el recuerdo vuelve.

Froto mis dedos fuerte como queriendo que también entre por mi piel.
Oh!, el sueño termina y el columpio ha desaparecido junto con el árbol.

Hoy tuve uno de esos días extraordinarios jugando en el bosque,
Porque el tiempo se fue. Ni siquiera lo percibo, ni siquiera me importa.
El sol se mueve tan despacio que siento que el día no tendrá fin.
Estoy decidido a perderme porque el día es infinito.
Cruzo el puente que me separa de la comodidad

¿Y no tienes miedo?
Si, mucho por eso voy.

Paralelamente a este enredijo de cabeza,
tengo un cuerpo nervioso e inquieto.
Entre los dos no hacen uno, nunca se mueven igual.

Enterré el recuerdo indeleble de mi pasado de sueños.
y hoy estoy listo para empezar de nuevo.

 

Brand Silva

No Comments

Post A Comment